Prueba Fat Boy Special. Nuestra trabajo para vosotros.

Autor #1
Hola a todos.

Creo que ésta es la sexta Harley que pruebo, quiero decir la sexta Harley a la que hago una prueba para escribir después su correspondiente reportaje. Si algo intuía antes y si algo he confirmado con rotundidad al relacionarme con algunos de vosotros (de este foro Harley y de otro) es que para escribir sobre una Harley tienes que dejar volar la imaginación casi diría que como con ninguna otra moto. La fantasía se torna superlativa cuando te subes y sobre todo cuando escribes sobre una Harley.
Bien, algunos de vosotros me visteis con ella en la Kedada de Zaragoza, y aunque estaba disfrutando de un inolvidable fin de semana, también estaba trabajando. Bendito trabajo el que tengo, también es verdad.
Bien, no me alargo más que el artículo ya es de por sí suficientemente largo. He tratado de combinar en él la mismísima fantasía de la ciencia ficción con una realidad que me encontré de forma contundente.

Espero que os guste. Las fotos también tiene su trabajo dentro de ESa fantasía.
Empieza así:

HARLEY DAVIDSON FAT BOY SPECIAL


`Necesito tu chupa, tus botas y las llaves de tu moto’. Un par de huesos rotos y tres dientes volando después, arranco el motor de una máquina antigua, que suena como un barco de vapor rompiendo esta noche calmada en la que he me han traído para cumplir una misión vital para la pervivencia de los humanos. Desde el mismo momento en el que supe que ya podía recoger esta moto tan cinematográfica, mi mente se transformó en el cerebro de un T-500.

Es verdad que algunos de mis amigos harlystas más recalcitrantes, acuartelados en lado más oscuro de la marca, me han regañado cuando he sugerido la imagen de este modelo utilizando como marco la película más cara de la historia en su momento. Me dicen que la Fat Boy ya ha madurado y trascendido al personaje, al guión de ciencia ficción, pero a mí me traen al pairo las charlas doctrinales de mis amigos harlystas. No puedo hacerles caso porque mi software sólo tiene un objetivo prioritario desde que asignaron mi destino al encuentro con esta Fat Boy Special. Desde el momento en el que tomé conciencia de cuál sería el objeto de mi trabajo, me convertí en un organismo cibernético recubierto con la piel y los músculos de los humanos y con una mente programada en 2.048.
Soy un Terminator.

He llegado al final de la noche que arropa el sueño de los humanos, y el millón de luces que marca el contorno de la ciudad no se inmuta ante el paso de mi máquina, que va dejando un sonido apagado, un rumor que a pesar de todo llega a mis sensores con un vibrante petardeo. Transito por una de las autopistas concéntricas que rodean L.A. y sincronizo mi visor telemétrico con el pequeño display que descubro sobre el centro de la moto para ajustar la velocidad al límite que veo marcado en las señales. 2.640 r.p.m. son exactamente 110 km/h en la sexta marcha.

¡Qué normas más absurdas se imponen los humanos! Pero no debo llamar la atención: cualquier incidente puede poner en alerta el objetivo que me ha traído hasta esta década pretérita. Busco la salida cuando el primer resplandor del día comienza a rasgar la oscuridad. Llego a un cruce con una curva redonda y la abordo con simpleza: Seguro que la mayoría de los humanos motoristas hubieran dicho que cuesta trabajo meter esta moto en el giro; pero no he encontrado ninguna dificultad, Aunque claro, yo soy un Terminator.

Alcanzo una zona de pavimento regado por el camión de la cisterna que descubro un centenar de metros más adelante. En ese momento, un humano sale de un garaje a bordo de su automóvil y lo cruza en medio de mi camino. Mis sistemas de alerta dan la orden inmediata de presionar a fondo los rudimentarios mandos de frenado y mis sensores detectan entonces la intervención de un dispositivo cavernícola que impide el blocaje de las ruedas sobre la humedad. Cavernícola pero que funciona; aunque yo no lo necesito. Soy un Terminator.

El cielo se cubre de luz con la llegada del día y los barrios que cruzo, dormidos hace apenas unos minutos, de repente se convierten en hormigueros alterados por otro fenómeno absurdo de los humanos: La prisa de las mañanas, La Prisa sin más. La gente que cruza con paso apresurado ante mí en los semáforos, concentrada en esa carrera contra el reloj, no repara en mi imponente presencia, no se dan cuenta de que están pasando delante de una máquina exterminadora, un Terminator.


CONTINÚA EN...

HARLEY DAVIDSON FAT BOY SPECIAL – Prueba moto – La máquina de Terminator

Muchas gracias.
 

miguelbc

Well-Known Member
#3
Gracias por el articulo! Y no te equivoques, dos veces me ha cuadrado en la misma gasolinera decirme el muchacho "Solo te falta decir Sayonara Babi"

Mi primera moto, mi primer flechazo y la verdad, moto para toda la vida. Es mi gordita :partiendose_de_risa
 
Autor #4
Bueno, al final resulta que era el T-800. Ya lo he rectificado. Cuando escribí, busqué el modelo exacto, pero no fui capaz de encontrarlo; así es que puse el 500 haciendo una media aritmética con el T-1000, el líquido, que era la referencia en esa película.

Muchas gracias a los dos por los comentarios.
 

Geconido

Well-Known Member
#5
No leo mas ,pues aunque era la maquina que deseava antes de comprar una Harley, me vi con la incapacidad de poderla pilotar y me deseciona profundamente no tener la taya o requisitos para mi sueño....:enfado:
YA PODEIS VER QUE EN ESTE MOMENTO LA TENIA EN MIS MANOS, PERO ME COSTO CARO Y VI QUE NO ERA LO MIO
 
Autor #6
me vi con la incapacidad de poderla pilotar y me deseciona profundamente no tener la taya o requisitos para mi sueño....:enfado:
YA PODEIS VER QUE EN ESTE MOMENTO LA TENIA EN MIS MANOS, PERO ME COSTO CARO Y VI QUE NO ERA LO MIO
Geconocido, me has dejado preocupado. Aparentemente, en la foto, se te ve llegar muy bien al suelo, y no sé si ésa es la Special, como la de la prueba.
En fin, sea lo que fuere, lo siento.
 

Orgaz

Well-Known Member
#9
Buen artículo!!... y la moto: una pasada!!... anda, pero si yo tengo una Fat Boy... jejejejeje.

Ya, no es la Special, pero también es una pasada!!. :cachondon:
 

Geconido

Well-Known Member
#10
Geconocido, me has dejado preocupado. Aparentemente, en la foto, se te ve llegar muy bien al suelo, y no sé si ésa es la Special, como la de la prueba.
En fin, sea lo que fuere, lo siento.
Si amigo llegaba aunque el motor me rozaba en las piernas ademas que creo tengo mu poca chicha para el peso de esa moto, en fin una gran desecion.
Ademas te agradesco los buenos articulos que nos regalas de vesencuando, saludos
 

Legionario

Well-Known Member
#13
Hola a todos y en especial al maestro moriwoki(que no veas como sabe del mundo de la moto).
2 cosas que creo que no has comentado:
-en la ficha tecnica no pones los cv de potencia que tiene( ya lo he comentado mas veces,que no ponen los cv en la ficha tecnica)
-que como te tumbes un poco en curva...pegan las estriberas en el suelo(es desagradable el ruido que hace ese roce)

un saludo
 
Autor #14
Hola a todos y en especial al maestro moriwoki(que no veas como sabe del mundo de la moto).
2 cosas que creo que no has comentado:
-en la ficha tecnica no pones los cv de potencia que tiene( ya lo he comentado mas veces,que no ponen los cv en la ficha tecnica)
-que como te tumbes un poco en curva...pegan las estriberas en el suelo(es desagradable el ruido que hace ese roce)

un saludo
1.- Siempre representa un dilema colocar esa cifra en la ficha de una Harley. El de los datos técnicos es siempre un tema delicado. Tratándose de una V-Rod está más claro y si hablamos de la XR 1200 X, más, pero en el caso de una moto envuelta por la fantasía, como pienso que es la Fat Boy Special, creí más oportuno dejarlo al margen. En cualquier caso, el motor es el archiconocido TC de 96 pulgadas.

2.- En mojado suena algo menos.

Muchas gracias, Legionario.
 
Arriba